10 de junio de 2014

Tres eran tres, y un aviso


PERSEGUÍA mariposas a puñetazos. A tal extremo llegaba su resentimiento.
* * *
LEER los posos del té está al alcance de cualquiera. Lo difícil es leerlos con la taza llena.
* * *
Si das con Wagner, relájate y goza.
* * *
AVISO: Por razones técnicas andrestrapiello.com estará fuera de servicio unos días. Como suele decirse: disculpen las molestias quienes accedían a este blog a través de esa página


"Pentagrama" o más bien  tetragrama de Estas son las mañanitas. Foto: Mar Fierro, 2014



17 comentarios:

  1. Esto parece una greguería visual.

    Saludos.

    (Sandra Suárez)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aria al aire, chuleta de Mozart...

      Eliminar
  2. Hola, Don AT: he visto esta historia de la tipografía y me he acordado de usted: http://www.syl.es/magazine/2014/05/30/la-historia-de-la-tipografia-en-5-deliciosos-minutos-de-stop-motion/ Gracias por tantos buenos momentos y espero que llegue pronto el nuevo Salón de pasos perdidos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (una aclaración:mi nombre es Pablo A., y como tal aparece de vez en cuando en Hemeroflexia huérfano de apellidos, Sande García, pero otro Pablo A., al que no tengo el gusto de conocer, es el que inopinadamente también aparece como tal más arriba a las 10:45. Suum cuique tribuere).

      Eliminar
  3. LA mariposa se le posó en el puño. Tuvo que abrirlo.

    ***

    CON luna llena leer la superficie de un pozo chico.

    ***

    LES dieron muerte con Wagner y quedaron muy relajados.

    ***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LA mariposa se le posó en el glande. (De un Diario de los últimos de AT, palabra.)

      Eliminar
    2. También yo doy fe.

      "La mariposa
      se le posó en el glande",
      ¿qué puede hacer?

      (¡Una palomita!)

      Eliminar
    3. "ESTABA yo solo en la terraza, escribiendo, al atardecer. Vino volando una mariposa blanca. Se movía en el aire de un lado a otro, como un velero que fuese rectificando el rumbo. Revoloteó sobre mi mano. Por admirarla, dejé de escribir, pero el bolígrafo seguía en mis dedos. Y se posó sobre él, como si fuese el palo mayor. Contuve la respiración. Nunca, en todos los días de mi vida, me había sucedido nada igual. Juntó sus alas con la suavidad de quien ha terminado un libro. No desconfiaba. Estuvo así unos segundos, levantó el vuelo y se perdió entre las hojas del laurel. Si hubiese creído, ahora me estaría preguntando qué quiso Dios decirme con ello." (AT)

      Las mariposas siempre vuelan con mucho efecto.

      Eliminar
    4. Un dios burlado es por ahora toda materia: el vuelo de la mariposa no puede significar otra cosa. Pero qué gusto da seguirlo.

      Eliminar
  4. Con la taza llena es difícil leer los posos del té, pero después del quinto Gin tonic, lees hasta los pensamientos de los posos.

    ResponderEliminar
  5. Feliz cumpleaños, amigo patrullero.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Muchas felicidades y abrazos, y poesía, y muchas cosas más...
    Saludos,

    ResponderEliminar
  8. Y sesenta y uno son sesenta y uno. Muchas felicidades por seguirme de cerca y un saludo a Guillermo.

    ResponderEliminar
  9. Pajarerías, no. Gran Canaria rima con Pajararia.

    http://gusarapoinc.blogspot.com.es/2014/01/pajararia.html

    ResponderEliminar
  10. TETRAGRAMA: ¡El canto gregoriano de los pájaros!

    ResponderEliminar
  11. ¿A la gregoriana le cantaron los pájaros el “Cumpleaños feliz”? Muy de agradecer. Solo el “gregorovius tucanus”, en las profundas selvas de Borneo, domina con solvencia tal registro. Sus felicitantes en seguida volverían a las mañanitas mexicanas, seguro. Qué simpático el rey David en México.

    (Tres o cuatro décadas más de salud para usted. Sin partirse las piernas).

    ResponderEliminar