26 de junio de 2014

Imputada

COMO nos temíamos (seguramente algunos dirán: como esperábamos, aunque nadie debiera esperar la confirmación de una mala noticia, y esta lo es), la infanta Cristina, hermana del Rey, ha sido imputada por el caso Nóos, y se sentará en el banquillo de los acusados.
Ahora, si descreyera uno de las instituciones que tienen algún o algunos imputad*s en sus filas, y aun condenados por corrupción, prevaricación o malas prácticas, pediríamos un referéndum para acabar en una primera instancia con el parlamento, los sindicatos, las religiones, los hospitales, las universidades, los tribunales de justicia, las autonomías, los bancos, las naciones, la onu, los niños de San Ildefonso, y desde luego para acabar con todos los que piden referéndums; y en una segunda, con los reinos animal, vegetal y mineral por no haber sabido eliminar a tiempo de la faz de la tierra la rabia, la cicuta y la gota fría.
O sea, que haya sido imputada esa infanta y vaya a ser juzgada es esperanzador. Al menos una parte de las instituciones funciona. Habrá que reformar aquellas otras que por no funcionar adecuadamente hicieron creer a la infanta que, si se daba el caso, tampoco funcionaría la que acaba de imputarla.

El Rastro, 6 de mayo de 2014

8 comentarios:

  1. Hombre, no sé, desde el momento en que acerca de la cabeza de esa institución la CE dice que "la persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad" (cito de memoria), y por lo tanto ningún juez ni policía puede investigarle y, ni mucho menos imputarle, no estoy seguro de que la parte no imputada de la institución funcione tan correctamente como debiera (¿sería mucho pedir que, dado lo que representa, debiera funcionar "ejemplarmente"?).
    Saludos,

    ResponderEliminar
  2. Atribuir a una persona un delito o acción delictiva es una de las definiciones de "imputar", cuando un juez instructor llega a la imputación de alguien es que ve en la causa pruebas fundadas para esa acción, pero esto no es mas que el primer paso para la acusación y sobre todo queda muy lejano el veredicto del magistrado que tenga la obligación de juzgar todo lo que dirime en este caso. O mucho me equivoco o FVI está empeñado en que esto se lleve hasta el final de una manera verdaderamente imparcial.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que, no se, pero me da que la gente exige un poquito más de aquellos a los que no elige más que la mano de dios, al menos y ya que nadie les puede echar que se tengan que ir por ser delincuentes ya es algo, aquí nadie pide referedum tan chorras como dice el autor

    ResponderEliminar
  4. No lo creo, Andrés. El desenlace será una condena de dos años, lo justo para que la enamorada no entre en la cárcel y se pueda dar por finalizada la mascarada. Tampoco es de extrañar si nos recordamos que en los países civilizados no existe la figura de aforado y aquí pasan de 10.000. ¿Cuál será el motivo de tal particularidad? El descrédito de la justicia ha llegado a tal grado que ante un juicio tanto abogados como denunciantes y denunciados no se atreven a hacer el menor pronóstico y se resignan a una actitud que causa bochorno: "Depende del juez que te toque".

    ResponderEliminar
  5. Cuando alguien se presenta ante un juez y no sabe responder a las preguntas , y abusa de evasivas y " olvidos " , está reconociendo el delito , hay que ser humilde y listo para que un juez sea benévolo . España es el Pais con más políticos procesados del mundo , caerán todos ya que esa es la clave para salir de este caos y así lo han entendido en EUA que son los que tienen la información sobre todo , llevan mucho tiempo espiando el mundo y allí no se andan con chiquitas .

    ResponderEliminar
  6. La institución que acaba de imputar a la infanta Cristina ¿decimos que funciona por el hecho de imputarla? Si al final esa misma institución no la sienta en el banquillo de los acusados, ¿diremos que no funciona? Y si la sienta, ¿diremos que funciona si es condenada y que no funciona si es absuelta?

    ResponderEliminar
  7. Mal de muchos consuelo de tontos.

    ResponderEliminar
  8. Siempre nos supera el Rastro: el bisonte mata al niño, sin estampa queda el marco.

    ResponderEliminar