22 de noviembre de 2011

Mamandurrias (farsa y licencia de la España castiza)

"Querido A.:
Para mí, la frase más impresionante de la noche electoral fue sin duda la de la gran Esperanza Aguirre, quien, desde la altura del triunfo de su partido, dijo sobre la debacle socialista: “Ya se han acabao las mamandurrias”.
Un abrazo, E.".

Minutos antes J.M. me rebotaba el acertadísimo artículo de Ignacio Peyró, "Todos a por el cargo", que empieza así:

"Es un espectáculo digno del mejor Pérez Galdós asistir estos días a lo que ocurre en torno al Ministerio de Cultura. Filtraciones interesadas, reposicionamientos súbitos... todo por aspirar a un carguito, a la cuota de poder cultural. Hay incluso cadáveres egregios que resucitan, por ejemplo, el de Luis Racionero, que busca cubrir ración catalana en Madrid o bien quedarse con el puesto de Josep Ramoneda (si no sale el nombramiento de Francesc-Marc Álvaro, próximo a Convergència). “El hosco gallego”, es decir, César Antonio Molina, le está diciendo a todo el que le quiere oír que él va a ser el próximo ministro. Y aparecen en los diarios presiones a Rajoy para que mantenga el ministerio como tal... Por cierto, que en el Cervantes dan por segura la entrada triunfal de Luis Alberto de Cuenca".


El Rastro, primavera 2011



10 comentarios:

  1. Mucho se teme uno que, como no trepen rápido, van a ir a parar a una simbólica Secretaría de Estado (cuya única prioridad será el Instituto Cervantes) y no a un Ministerio, vistos los recortes que viene haciendo el PP en las Comunidades y Ayuntamientos que gobierna, y donde la cultura está siendo la principal damnificada, ya que sus dirigentes tienen no pocos prejuicios contra la política de subvenciones, la cual perciben exclusivamente como parasitaria.

    ResponderEliminar
  2. Gentes como Cuenca,Molina,Racionero... Igual es un favor para la cultura que les den una poltrona, con tal de que no escriban.

    ResponderEliminar
  3. Habla usted del ministerio de Cultura, querido Sancho, cuando desde algunas autonomías se reparten hasta los puestos de conserge de algunas agregadurías culturales. El barniz del poder deja al monje con traje, aunque de un maniquí se trate. Gracioso espectáculo el de los aledaños del poder.

    ResponderEliminar
  4. Citemos a Caballero Bonald: "Ellos mismos se erigen estatuas y mutuamente se llaman mentecatos". Saludos

    ResponderEliminar
  5. Discrepo: para mí lo más impresionante fue el estruendoso mutis por el foro del Presidente del gobierno y del secretario general del Partido más planetario de todos los tiempos... ese silencio poblado de ecos gamonedos, diríamos, para volver el Día después por sus poéticos fueros: "teníamos Todo el Viento en contra", y es que vientos del pueblo nos traen, y lo que sigue

    ResponderEliminar
  6. Rajoy podrá ser muchas cosas pero yo creo que en ese aspecto va a ser una persona seria poco amiga del intervencionismo, del amiguismo y del tráfico de influencias.

    La cultura debe de dejar de recibir subvenciones y sobrevivir como ha hecho siempre.

    España ha tenido épocas de esplendor sin necesidad de un ministerio que de limosnas a parasitarios.

    Siempre habrá lectores para un buen escritor.

    ResponderEliminar
  7. Admirable optimismo el del último comentario, "siempre habrá lectores para un buen escritor", dicho en un país cuyo máximo escritor tuvo que ser enterrado de limosna, después de haber vivido de caridad..., y de milagro. En fin.

    ResponderEliminar
  8. Si se han acabado las mamandurrias querrá decir que,por ejemplo, Telemadrid ha pasado a ser una televisión pública,al menos, seminormal.
    Por otra parte, si las cosas están así en Ministerio de Cultura que maneja cuatro cuartos, ¿cómo serán las cosas en otros ámbitos?

    ResponderEliminar
  9. A mi me llamo la atención su look victorioso, minifalda ,Pantys verdes, Moon and Hurra, parecía más Teen que Mature . Saludos Manuel E.

    ResponderEliminar
  10. Paseese el señor Nico Sandoval por comunidades, provincias o pueblos donde hace tiempo que el PP gobierna y comprobará que con su comentario parece vivir en otro país, en una especie de mundo feliz. La mayoria de estos señores del partido azul que conozco y gobiernan, y le puedo asegurar que conozco algunos, solo están por una cosa: llevarse lo máximo a su casa, ya se en forma de sueldos u otras especies. Y a ver si despertamos señor Sandoval, usted y los de mi comunidad, la valenciana por cierto.

    ResponderEliminar