29 de abril de 2012

Corte y confección (coda a Olimpia de Gouges)

SE publicaba aquí hace unas semanas el artículo que antes apareció en el Magazine de La Vanguardia, comentado hoy en ese mismo periódico por Ángeles Caso, y del que las líneas que siguen deben considerarse coda.
El feminismo más consciente apela desde hace años a las cuotas como sistema eficaz para lograr la igualdad o, al menos, combatir la desigualdad. No obstante, cuando se ha de elegir, por cuota, a alguna mujer, en la Rae, por ejemplo, no suelen reconocer los méritos indiscutibles de esas mujeres inteligentes y combativas que lograron que tal sistema haya sido tomado en consideración, sino a aquellas otras cortadas y confeccionadas a imagen y semejanza de los varones que las eligen o conforme a la idea que estos tienen de ellas. Lo chistoso, es un decir, es que estas señoras, una vez admitidas en esa institución, o en cualquier otra, se apresuran a manifestar su más firme oposición a cualquier política de cuotas, y a partir de ese momento se avendrán complacientes con las iniciativas de los varones, sea en la elección de nuevas miembros, sea en la firma de manifiestos que nos siguen hablando, con olímpico paternalismo, de "violencia doméstica" al tiempo que desaconsejan corregir lenguajes sexistas. De todo lo cual cabe inferir, habría dicho Juan de Mairena, lupa mulier mulieri, o sea, aquello que el feminismo ha combatido tanto como el machismo.

Mercado de brocanteurs y anticuarios. Siracusa, 13 de abril de 2012

7 comentarios:

  1. Muy bueno el articulo de Angeles Caso en la Vanguardia, el fondo está en que se ha instaurado el concepto de mostrarse sexy y gustar a los hombres como meta de feminidad para conseguir beneficios y ahí es donde el sistema engaña a las mujeres . La sociedad explota mucho más a las mujeres que a los hombres y muchos hombres explotan a las mujeres, mujeres que hacen el trabajo que ningún hombre haría.

    ResponderEliminar
  2. Manuel Cañedo Gago29 de abril de 2012, 11:19

    El término paternalista "violencia doméstica", el eufemístico "violencia de sexo", el ambiguo "violencia de género"... ¿Tanto nos cuesta llamar a las cosas por su nombre? Es violencia contra la mujer, y dejémonos de paños calientes.

    ResponderEliminar
  3. pues con todos los respetos a mí no me extrañaría que a no tardar mucho Ángeles Caso entrase en la Academia, y su novela que resultó agraciada en el corte y confección del Premio Planeta, el de mayor cuantía de vil metal,... en fin... mejor será no añadir más ya nada, que diría el otro.
    saludo

    ResponderEliminar
  4. La seducción del mal es un hecho frecuente y el hombre no es peor ni mejor que las mujeres , muchas mujeres no pierden ocasión para maltratar aunque no agredan físicamente porque saben que tienen respuesta . Aquí hay un hecho sintomático de que ciertas mentes siempre se dejan seducir por un machismo agresivo, una mujer por el hecho de ser agredida no se convierte en heroína y no hay que olvidar que también existen victimas infantiles que ciertas mujeres no evitan cuando al salir de una relación agresiva vuelven a engancharse a otro agresor, en fin nada es blanco ni negro, yo no creo en santidades .
    Bueno si creo en la santidad del Dalai Lama y en su lema " compasión sin fronteras " , hablar es gratis y es muy fácil exigir responsabilidades pero sin dar un euro de las ganancias que consigas con tu trabajo y engañarse a uno mismo , para combatir el machismo se necesita dinero para crear gabinetes psicologicos , lo demás son cantos al sol por muy bien intencionados que sean


    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Este tema es cansino. Los crímenes comunes obedecen normalmente a tres motivos : la pasión, la venganza o el dinero. Y al crimen pasional que cada cual ( o cuala?como la tía Pascuala) le llame como quiera. Sobre otro tipo de violencias o agresiones físicas o psíquicas en el ámbito doméstico o familiar se podrían escribir ríos de tinta y me niego a aceptar que por definición o imposición la mujer sea siempre la víctima. Eso es sencillamente mentira.
    Lo cierto y verdad como apuntaba Trapiello en su artículo original, es que el habla popular es difícilmente enmarcable por ningún filólogo aunque a mí me parece que muchas veces destruye el idioma.

    ResponderEliminar
  6. A mi las cuotas femeninas, no en cuanto a igualdad de oportunidades ¡ojo!, sino en cuanto a reconocimientos de méritos me parecen una auténtica vergüenza. Me parece impresentable la última elección para la RAE, como me parece paupérrimo el nivel de la narrativa femenina española actual.

    ResponderEliminar
  7. Hay una canción de Patxi Andión que dice " si yo fuera mujer, muerte al violador y premio a la infidelidad ", yo como hombre estaria dispuesto a disparar en la cabeza a los cobardes asesinos de mujeres y asesinos abusadores, lo haria gratis. Que cada cual piense que haria si alguien mata a su madre, mujer o hija.Al fin y al cabo estamos sobrepoblados, pero estamos tan domesticados que lo facil es ser un pusilanime y decir : que actue la justicia, yo creo en la venganza como algo natural y necesario.
    He oido a Caso en la radio y más valiente que la mayoria de los hombres
    Escritores artistas hay muy pocos y la literatura es más bien un oficio que necesita dedicación y trabajo, algo que muchas mujeres no pueden permitirse ya que no lo aceptaria su pareja ni se ve bien en general, se las reserva el papel de chachas. En USA muchas mujeres comentan en blogs y escriben a un nivel parecido a los hombres, en cambio en España apenas comentan en blogs literarios. Yo solo comento en blogs de escritores que considero artistas ( al hilo de que dije anteriormente )y puedo asegurar que se aprende de ellos ya que como dijo Blanchot " la literatura anonima y colectiva necesita de un artista guia ", lo dijo antes de que existiera la red, ojala comentaran más mujeres.
    saludos

    ResponderEliminar