18 de abril de 2012

Dos postrimerías

A muy pocos metros uno del otro, estos dos objetos se conservan en el museo de Ortigia. 
El primero es un fragmento de un gran escudo en piedra mármol, orlado con el toisón de oro y una leyenda que traducida dice más o menos: "Pase lo que pase siempre en línea recta". Ni la cultura ni la curiosidad le dan a uno para saber a qué linaje pertenecía ni qué quiere decir el anagrama que estampa el fondo con esa AT. 
El segundo era una tosca caja de madera de unos 40 centímetros de larga por unos 30 de ancha y otros 30 de honda, aproximadamente, como una caja de muñecas, pero con muertos. Representa la forma de enterramiento durante una peste, y es obra realizada en cera y atribuida al tremebundo artista siciliano Gaetano Giulio Zumbo, del siglo XVIII. Si la primera fotografía se obtuvo sin problemas, la de la zambra, hecha por Sergio Barcellona, sólo fue posible tras unas obsequiosas cuanto elípticas conversaciones a media voz entre este y diferentes celadores del museo, en el más puro estilo siciliano. 
La relación entre ambas viene sugerida por esa suspensión del vellocino y del cadáver que debiera hacernos pensar a todos en la inestabilidad de los asuntos humanos. La segunda, qué duda cabe, le habría entusiasmado a nuestro José Gutiérrez-Solana, principalmente en lo tocante a la gusanera y a los lagartos y escorpiones que se pasean por el osario. Y de la primera ¿qué vamos a decir? Ni la vida está escrita en línea recta ni el toisón pasa de ser otro despojo flácido. 
Lo único recto aquí es el camino que va de una imagen a otra.


9 comentarios:

  1. Yo es que, mire donde mire, sólo veo alegorías de la crisis. Esto es grave, doctor.

    ResponderEliminar
  2. en recta línea hacia el pudridero, sí, polvo serán, más polvo enmuseado

    ResponderEliminar
  3. ¿No es el rey Juan Carlos el gran maestre en España de la Orden del Toisón de Oro?

    ResponderEliminar
  4. Pues si el actual rey J Carlos es el gran maestre El gran maestrazgo correspondía al rey de España por bulas de los pontífices Gregorio XIII, de 1574, y de Clemente VIII, de 1600s. Se supone que son 51 los caballeros, desconozco a los otros 50 y que objetivos tienen en estos tiempos tan mdernos, pero por el modico precio de 456 euretes, se puede adquirir in libro de coleccion http://www.toison.com/venta.html
    Las lineas rectas no siempre son las mas cortas.
    salud
    txema

    ResponderEliminar
  5. Muy bonita la isla de Ortigia, me ha llamado la atención la oreja de Dionisio, de hecho no me impactaba tanto una oreja desde" Blue Velvet ". Dionisiacos Rolling Stones, apolineos Beatles , leí hace poco a un escritor zamorano muy bueno .
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Esto de las loggias tiene mucho que ver con la mafia, según se vió en el padrino 3, hay una palabra que vale mil imagenes y es Ganster. Supongo que la traducción de mafia al castellano será clan, palabra que normalmente solo se aplica a los delincuentes de etnia gitana y a su familia, nunca a los payos ni a los politicos, ¿ será racismo ? ¿ será un vicio idiomatico ?, el caso es que sucede a menudo.
    un saludo

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que la relación entre los dos objetos ni se me había ocurrido... pero, lo bueno de las personas inteligentes, es precisamente esta capacidad de ver, entre las cosas que nos rodean, los hilos invisibles que las unen. Gracias, en nombre de todos los ciegos como yo.

    ResponderEliminar
  8. Que gracioso el vellocino, gordo como una vaca, y qué fino el AT; creo que es de Pedro Caro y Álvarez de Toledo (AT), caballero de la Orden del Toisón de Oro y gobernador de siracusa en el XVIII. No encuentro confirmación en Internet, pero me suena.
    Se te echa de menos en el Museo! Un abrazo, J.

    ResponderEliminar
  9. Yo creo que este post está lleno de una tremenda ironía borbónica....

    ResponderEliminar