4 de junio de 2011

Yo me subí a un pino verde

La casa real restringirá la entrada de periodistas a las audiencias, tras el incidente que tuvo el rey con ellos el otro día. Ver hoy El País. Tanto como esa restricción, censura o veto, es llamativa la manipulación que se ha hecho de las palabras del rey en esa información. Lo que el rey dijo, textualmente, fue: “Lo que os gusta es matarme… y ponerme un pino en la tripa”. Y lo que ahora dicen que dijo: “Estoy fatal, ¿no me veis? Me queréis plantar un pino”. Ay, esas comillas de la palaciega y maquilladora prensa española. De todo ello hemos de concluir con  la mayor modestia, siendo buenos y sencillos como somos, una sola cosa: el rey es lector de este blog (ver el asiento, más abajo, Este rey (con estrambote). Bonjour, Sire. No se nos melancolice por tan poco, y cante alegremente con la tripulación: Yo me subí a un pino verde...

1 comentario:

  1. Plantarle un pino al rey es algo de pésimo gusto.
    Aunque ya se sabe que siempre es mejor perder un amigo antes que una tripa.

    ResponderEliminar