30 de mayo de 2012

Interludio

LO que se se ve en el vértice de ese ciprés es un gato, subido allí por las circunstancias. Lo que se ve en la foto de abajo es una mastina, de guardia, al acecho. Les separan seis o siete metros, que uno encuentra insuficientes y la otra insalvables. Hasta que advertimos la escena, ya había pasado un día con su noche, según nuestros cálculos. Producía angustia. Los músculos del gato, agarrotados después de tantas horas en tensión, le impedían soltarse de las ramas a las que permanecía abrazado con todas sus fuerzas, cuando intentamos bajarle. La expresión humanísima del animal era de pánico. Manuel, su dueño, uno de estos hombres sabios que da el agro, no dejó mucho lugar a la esperanza: no se fíen, nos dijo, ese volverá a las andadas, quiero decir a las subidas, y tendremos que volver al rescate. Se diría que lo que está sucediendo hoy en el mundo, sucede como un fractal en este remoto rincón de Extremadura, como en fábula.

7 comentarios:

  1. "Y yo en nombre del mundo y sus heridas/ no quise defenderme"

    ResponderEliminar
  2. No siempre son posibles los rescates, el dinero no se deja engañar por político alguno y hay que contemplar que nos puedan echar de Europa , el que no se condene a ningún responsable y tengamos 500000 electos nos está poniendo en situación de apestados . Acabaremos subastando las obras de los museos, aunque solo llegue para seguir pagando a los " elegidos " y " elegidas " , sin olvidar al clero y fiestas de guardar.
    Chao

    ResponderEliminar
  3. Esperanzas ningunas , el dinero que falta en bancos , empresas y organismos públicos varios se ha volatilizado o está a buen recaudo en los paraísos fiscales , el caso es que se lo han llevado los mismos de siempre ante el aplauso de sindicatos ( por cierto los sindicalistas como los partidos tienen colocados a familiares tanto consanguíneos como politicos ) . Políticamente estamos guiados por incompetentes comedores que son incapaces de resolver conflictos con países como Argentina o Gibraltar ( o quien sea ) , nada me extrañaría, que el Principe Harry se corone rey del Peñón.
    Eso sí tenemos los politicos que más mienten y más presumidos/ as . Una cosa es lo que está sucediendo en el mundo y otra lo que sucede en el submundo que es España , hemos pasado de la Champions a Tercera regional .
    Saludos

    .

    ResponderEliminar
  4. entonces la cruel y atroz ley de la ¿sabia? Naturaleza (¿por qué habría un lustroso mastín,bien alimentado, de querer zamparse a un lindo gatito, y a su vez este a un jilguero, y luego este a...) y de la franciscana vida animal encontraría su correlato en el homo homini lupus de Hobbes y del pobre Job, con la excepción de los rescatadores que, esos sí que sí, son la sal de la tierra.

    ResponderEliminar
  5. Los animales son máquinas biológicas, no pueden elegir. Y la naturaleza no es bondadosa, sino que está llena de agresividad y depredación. Es simple fruto del azar. No creo que nadie -ninguna mente- la haya concebido ni diseñado. Ni Dios ni nadie. De ser así, el creador o diseñador tendría una voluntad psicopática. Afirmar que todo lo que existe lo ha creado y deseado Dios, es una terrible blasfemia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que fue Alfonso X quien dejó escrito que si antes de la Creación Dios le hubiera consultado algunas cuestiones, él le habría tenido que hacer algunas observaciones. Pero no estoy completamente seguro de que fuese el rey Sabio. Memoria, adiós.

      Eliminar
  6. Mi gato si sabe elegir, solo come Friskis, las marcas blancas pa mi. ¡Yo sí que no puedo elegir!

    ResponderEliminar