9 de mayo de 2012

Papiroflexia ferroviaria

LA fotografía le dio al mundo una perpetua primavera, como perpetuas son las nieves de las cumbres, y lo llenó de imágenes que, antes de su irrupción como invento prodigioso en nuestra vida, se desvanecían igual que copos en el agua.
Esta, original de los años setenta del siglo XIX, se vino con nosotros hace unas semanas desde Mira el Río Baja. Alguien probablemente podrá darnos noticias de estos fotógrafos tortosinos y acaso del suceso, el descarrilamiento de ese tren que ha cumplido en la Historia del Arte el papel que le estaba reservado en Física a la manzana de Newton.
¿Qué vimos, pues, en esta foto para rescatarla de sus baños del Rastro? 
Nada menos que un descubrimiento sensacional. Habrá un antes y un después de la difusión de esta imagen:
El cubismo, señores, nació de un tren descarrilado. Y acaso por ello tampoco podía llegar más lejos ni podemos nosotros pedirle más.

Fotografía Universal de Masdeu y Ortiz, S. Blas, Tortosa, hacia 1870. Es una lástima que yo no sepa darle a la reproducción en este almanaque toda la nitidez que tiene el original, que pese a su reducido tamaño (8,2 x 5,8) es grande y más que suficiente para saber que el accidente ocurrió en España (el que está en el puente lleva tricornio, al igual que dos de los que están arriba) y que hubo quienes acudieron a verlo con sombrero de copa, poco dispuestos, como ninguno de los demás, a echar una mano.




6 comentarios:

  1. Buenos días, Andrés,

    Diría que la foto es en un punto de la linea ferroviaria entre Tortosa y Barcelona, en alguno de los puentes entre los pueblos de L'Ampolla i L'Ametlla de Mar. He visto anteriormente reproducida la foto en algún libro.

    Por cierto, y para que no se enfaden mis paisanos de Tortosa: se trata de "tortosinos" y no "tortosanos".

    Saludos cordiales.

    Robert Latorre.

    ResponderEliminar
  2. Gracias amigo Latorre. Lo corrijo. Váyase el tortosanos y venga el tortosinos, porque en materia de nación, no sólo los tortosís, todos hilamos fino.

    ResponderEliminar
  3. y la extraña quietud en la estampa del descarrilamiento como si fuera todo un posado de, sí, artistas cubistas avant la lettre
    saludos

    ResponderEliminar
  4. Pues sí. Soy tortosino de nacimiento e hijo de murciano y cartagenera (en ambos sitios sé -por sus diarios- que tiene usted buenos amigos), así que mi materia de nación es muy amplia. En cualquier caso, bienvenido sea el cambio.

    ResponderEliminar
  5. De ahí que el cubismo pueda ser considerado como un desastre, quizás un momento en que la pintura descarrila.

    ResponderEliminar
  6. Que pasividad de la benemérita , en aquel tiempo " desertores del arao " se metian a guardia civil ( dicen ). Curiosa foto
    chao

    ResponderEliminar