8 de junio de 2012

Altolaguirre. Un álbum

NO podemos decir que Manuel Altolaguirre sea el mejor poeta de Málaga, ni siquiera de la generación del 27, pese a tener él el que acaso sea el nombre más heráldico y musical de toda la poesía española.
Pero tuvo también algunas otras virtudes personales: generosidad y simpatía. Las derrochó ambas con sus amigos como mejor supo a lo largo de una vida tan rica en acontecimientos y dificultades como trágica: haciéndoles de tipógrafo de cámara y libros en algún caso memorables. A él se deben algunas de las ediciones más hermosas de su tiempo y su impronta y personalidad en la tipografía poética española son netas y firmes. 
Son las que le han hecho merecedor del cuarto álbum fototipobiográfico de la Residencia de Estudiantes, tras los que se le han dedicado a Luis Cernuda, Pablo Neruda y Juan Ramón Jiménez. Es obra de James Valender, autor del texto; al cuidado tipográfico, como en los otros tres, estuvimos Alfonso Meléndez (siempre) y yo, y en el cuidado general, Belén Alarcó, nuestra minuciosa arquitecta universal al fente del servicio de publicaciones de la Residencia. Ha durado su gestación seis años y ayer lo presentó en la Residencia Juan Manuel Bonet, magnífico as usual. No puedo decir mucho más sin incurrir en lo indecoro. Quienes conozcan los anteriores álbumes, lo encontrarán parecido, y como aquellos en la de sus autores respectivos, este es un hito en la bibliografía del poeta/tipógrafo malagueño.
Confiemos en que podamos todos continuar esta albuminia que la Residencia tuvo el acierto de poner en marcha un día con José García Velasco, hoy sostenida por Alicia Gómez Navarro, su directora. Pero aún esperamos algunos más, en su misma estela y sin salirnos del área residencial: Unamuno, Azorín, Antonio Machado, Ortega y Gasset, d'Ors, Gómez de la Serna, Lorca, Moreno Villa y desde luego la propia Residencia de Estudiantes. Para empezar.

Álbum Manuel Altolaguirre. Residencia de Estudiantes, Madid, 2012

4 comentarios:

  1. La tipografía, otra cosa que Internet dejará probablemente como una curiosidad histórica. En cuestión de pocos años nadie hablará de ella más que como pieza de museo. Seguiremos viendo libros y periódicos en papel, pero cada vez menos. A marchas forzadas irán languideciendo y en cuestión de una década, allá para el 2024... Oh Dios, ¿qué quedará del mundo de hoy en 2024?

    Pero no todo es triste. Internet acelerará (está ya haciéndolo) la toma de conciencia global de la humanidad, cercará al nacionalismo aldeano, derribará satrapías, fagocitará ayatolas, terrorismos y fundamentalismos... Sí, es de esperar que, gracias a la Red, dentro de unos años este planeta sea un lugar más vivible y deseable. Y que nosotros lo veamos.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por el nuevo álbum, que no desmerecerá en absoluto en compañía de sus hermanos mayores de los últimos años. Disiento del comentario anterior en torno a internet y la tipografía. Sólo hace falta recordar al propio Steve Jobs, sus orígenes y sus obras. Estas colecciones de la Residencia son internet del bueno... en papel. Internet o es buena tipografía y buen diseño (o como se quiera llamar) o no es nada.

    ResponderEliminar
  3. Repugna la lectura del idiota que se esconde bajo el seudónimio de zumo-de-no-sé-qué. Voltaire ya lo había bien visto: Tout est pour le mieux dans le meilleur des mondes y por lo tanto ya no se puede criticar más; el fin de la historia es anterior a Fukiyama y estaba ya en Marx y en Lenin y más aún en los del medio y a medias; estamos en el final de todas las épocas "socialista": ¡cualquier tiempo pasado fue peor! es su falso y lema fascista; ¡la historia es una línea empinada sin curva alguna ni meandro!; ¡Todos vamos irremediablemente hacia la claridad ¿"socialista"? que es la finalidad suprema y el paraíso ansiado!; ¡maricas los griegos!, ¡maricas los romanos!, ¡maricas los defensores de París y de Madrid! ¡maricas los atacantes de París y de Madrid! ¡maricas los que defendían a San Petesburgo! ¡maricas los que atacaban a San Petesburgo!¡maricas los que no muevan el culo como lo saben hacer uno tan bien los que nos liberarán a todos sin igual ni precedente, ¡y lo escriben!!..; ¡Los próceres que burlan en Sevilla y que liberan; eso es el arte que es la liberación y es el futuro único y luminoso y no hay más que ese !; ¡G&G!; ¡Guerra&González!; ¡Zapatero&Rubalcaba! ¡Libertadores!, ¡Bajistas del Guadalquivir y sus continuadores, transformando España en una dictadura disfrazada de encanto y de perfumes!
    ¡Franco continuado, aunque con otros medios! ¡Qué asco la caca ¿*socialista*? desbordando de falsedad intelectual de la peor especie, el entenderlo todo tan bien de golpe sólo ellos, ¡próceres elegidos por sí mismos! de simplificación errónea y de sofisma sucio!.. ¡Qué cantidad de macarrillas pequeños *falsos* y *auténticos* fascistas sin embargo; "socialistas" de zumo-de-vuestra-única-mierda-maricones!

    ¡Y el PP; la supuesta alternativa; los mismos exactamente e igualitos que visten, calzan y parodian, aunque diciendo lo contrario; la extensión natural de la *dictadura blanda* del psoe!

    ¡Hasta nunca, con asco de verdad! Mi prosa -esta misma- es mucho mejor y más respetuosa; aunque parezca lo contrario; que la del turbio-sofista-fascista del zumo; sea quien sea y aunque esté jugando. No puedo yo compartir la misma habitación que los ladrones sucios.

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente, amigo Robín: parece, tu prosa, exactamente lo contrario. Tú lo has dicho. Aparte de que lo que tengan que ver el optimismo antropológico del amigo del "zumo" y tu soflama es cosa que de veras se me escapa. Ignoro en qué país o en qué circunstancias te gustaría vivir; pero si es tal que el que uno hable con ingenuo optimismo del futuro, sin particularismos políticos visibles, basta para acusarle de "turbio-sofista-fascista" y de "ladrón sucio", te aseguro que, sea donde sea, yo pagaría por salir de allí. Un poquito de por favor, hombre.

    ResponderEliminar