24 de junio de 2012

A tres bandas

ÉL solo. Por la mañana temprano. No hay nada triste en su "canto. Al contrario.  Oculto entre los árboles ensaya infatigable con los palillos o castañuelas, su trabajo. El pájaro carpintero.
* * *
HAY que contar con aquellos que delante de Homero y Shakespeare juntos siguen diciendo: “Pues no es 'pa' tanto”.
* *  *
¿QUÉ significa la costumbre de interpelar al marido en público por el apellido con el que se le conoce a éste en su ámbito profesional? Creo que la señora de ese pintor quería darnos a entender estas dos cosas: que lo que distingue a un paria y a un señor son precisamente los apellidos, la genealogía (los pobres sólo tienen nombre de pila y apellidos que únicamente escuchan en las consultas de la Seguridad Social, en las oficinas del paro o en las de Hacienda), y que, una vez establecido que su marido pertenece a la casta de los "álguienes", ella está encantada no sólo de compartir con él el lecho conyugal, sino su brillante carrera, como otro más de sus rendidos admiradores, recordándoles también a estos que sólo ella comparte su lecho conyugal.

"El campeón Carrera ya ha dado el tacazo y ahora observa el movimiento circular que ha tomado la bola", se lee en el dorso de esta fotografía de 1948 de la agencia Keystone, encontrada en el Rastro el 10 de junio de 2012.

8 comentarios:

  1. Así es. Bonita foto la del elegante caballero jugando al billar , el juego de la gente con glamour .
    Los billares eran parte de la educación de los chicos, un sitio donde podías escuchar la música de la sinfonola ( previo pago ) y practicar un deporte tan bonito como el pin- pon . Es una pena se perdiera la cultura del billar
    Chao

    ResponderEliminar
  2. Las "señoras de" siguen siendo una institución española.

    ResponderEliminar
  3. Además de carpintero es cantaor. Este pájaro es un gran polifacético. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  4. El pie de foto podía ser:
    Un joven Antonio López tanteando el futuro con un pincel de pelotas.
    De seguir así, al humilde pintor lo veo con chanclas y bañador, como el genio del cubismo y las finanzas que exprimió las arcas de su admirada República en la Exposición de París del 37. ¿Qué le voy a contar a Andrés que él no haya denunciado en "Las armas y las letras"?

    ResponderEliminar
  5. Otro pie de foto podría ser:
    Un joven Antonio López intentando comprobar si su mágico pincel es de pelotas.
    De seguir así, el humilde pintor se va a acabar convirtiendo en el otro genio del cubismo y las finanzas que buena metida le dio al bolsillo de la República cuando le encargaron homenajear a los hijos del pueblo con el Guernica.
    ¡Cuantos hijos del pueblo desenmascaró Andrés en Las armas y las letras!
    ¡Cuántos cantantes actuales, muy comprometidos también con el pueblo, se olvidan de su solidaridad al terminar el concierto! Su referente a emular debió ser aquella Joan Baez que escandalizó Sevilla cuando (creo que en 1984)para firmar el contrato de su actuación exigió que su camerino estuviera bien surtido de queso y agua mineral franceses. Supongo que tras el refrigerio se volvería a colocar el poncho y regresaría al escenario a compartir cantos libertarios y reivindicativos con los desheredados de la vida.
    Se ve que hay razas sin el menor peligro de extinción mientras el dólar sea la mejor anestesia para aplacar el dolor ante los que sufren.

    ResponderEliminar
  6. Frente al siete moderno del otro día, este es un siete invertido.

    ResponderEliminar
  7. Y lo soñé o leí un texto muy bueno acerca del delirio español...Viva el delirio! sobre un señor lúcido que murió en Monzón. Este blog es como el sombrero del mago.

    ResponderEliminar
  8. Para mí la primera sugerencia de la foto ha sido de dramatismo, con esa composición en diagonal, como los cuadros del barroco, y hasta me parece por la pose como un crucificado visto desde arriba. Bueno, ya puestos, las bolas podrían ser las esferas celestes manejadas con destreza por el maestro…

    ResponderEliminar