4 de octubre de 2011

Larga Marcha de Carlos García-Alix e Isabel de las Casas

No había escrito ningún libro, y en unos meses, decantado de años, nos entregó su memorable Madrid-Moscú, que podríamos describir como un cruce de caminos: los rusos en la guerra de España, los exiliados españoles en la Unión Soviética y la propaganda sobrevolando esa encrucijada como un ave carroñera sobre vidas, obras y haciendas. 
No había hecho antes ningún otro documental, y se puso a escribir y rodar El honor de las injurias, su personal biografía del forajido anarquista Felipe Sandoval que dio pie a la película más personal, terrible y poética que se haya hecho de la guerra civil.
Tampoco hasta la fecha había tenido una editorial propia, y presenta hoy en Madrid Larga Marcha, alusión irónica de su pasado maoísta y pronóstico de futuro, como si nos dijera: a ver si por fin algo nos dura un poco más.
No es necesario recordarles a ninguno de los dos, ni al pintor Carlos García-Alix ni a Isabel de las Casas, que el camino se hace al andar, y que a menudo más importante que el camino es el andar. Lo saben  bien. Ellos dicen ahora su canción (El canto de la tripulación fue otro proyecto antiguo en el que estuvieron embarcados) a quienes tienen la suerte de ir con ellos: Arturo Marian, de quien hoy se presenta en la galería Gloria de Madrid la carpeta Régimen de agua, Alberto García-Alix, Rafael Trapiello, Marcelo Fuentes...
Nos referíamos hace unos días al aristócrata de intemperie. Quien los conozca sabe que a ninguno le sentaría mejor ese título que a C. G.-A. y a I. de las C. Y característica de un aristócrata de intemperie es saber celebrar acompañados lo que sólo ha podido salir de su idea visionaria y solitaria de las cosas.

Carpeta de Arturo Marian

Logo de Larga Marcha

Justificación de la tirada













































Diseño y tipografía: Guillermo Trapiello 

2 comentarios:

  1. Carlos García-Alix4 de octubre de 2011, 0:54

    Lo mejor del camino son los amigos como tu, Andrés. Y si además de amigos son buenos maestros, entonces son... bálsamo de Fierabras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. La tipografía del título es muy buena, como gótica estructurada, revisitada o moderna.

    ResponderEliminar