19 de julio de 2011

"Hoy como ayer". 1936-2011

EL relato sobre la guerra civil aún lo estamos construyendo setenta y cinco después. Y será un relato de todos y para todos, o servirá de poco. Hace dos días, Santos Juliá, daba un paso más en ese largo camino: el golpe contra la República, como se ha repetido hasta la saciedad, lo dieron los militares facciosos y los fascistas, responsables primeros, y no únicos, de él. Republicanos, socialistas, comunistas y anarcosindicalistas no sólo lo temían o lo esperaban, sino que, según Santos Juliá, estaban deseándolo por diferentes  razones. Ese deseo de guerra civil en unos y otros, que también descubrió Unamuno [ver Confinados], nos ayudará a comprender algún día mejor las muertes y asesinatos indeseables que trajo consigo. Un paso más, decíamos. Quedan otros. Por ejemplo: resulta más sencillo explicar las cosas conforme a los relatos oficiales emanados de las distintas jefaturas de propaganda. Pero, ¿qué diremos de todos esos carteles conmemorativos de la revolución de octubre de 1934 que proclamaban en la zona republicana, en 1937 y 1938, que todo aquello, la guerra, la revolución, había empezado precisamente… cuatro o cinco años antes, en la revolución de octubre de 1934 y culminado el 18 de julio de 1936, celebrado igualmente por republicanos, socialistas, comunistas y anarquistas como una fiesta nacional? 
(Foto: "Grandioso acto organizado en Valencia por el SRI como homenaje a Asturias y sus heroicos combatientes, bajo el lema "Hoy como ayer". Octubre, 1937)

19 comentarios:

  1. La opinión popular sobre la guerra civil mantiene que fue un ataque del fascismo a la legalidad democrática de la Segunda República. Cuanto más leo sobre el tema, más claro veo que la guerra fue una consecuencia inevitable de la politización radical de los años 30 (en posiciones de izquierda y de derecha). Ni la República fue democrática (en su mayoría estaba copada por políticos totalitarios y antidemocráticos, que perseguían sus propias agendas en contra del interés general), ni el apoyo social del mal llamado bando nacional estaba formado por fascistas mayoritariamente, sino por la misma burguesía católica que ya había formado las bases de la dictadura primorriverista de los años 20.
    En medio de ellos, los héroes que intaron mantener los cimientos de una regeneración cívica soñada desde la Ilustración. Les dieron por todas partes, los más afortunados lograron escapar (Ortega, Ayala...), otros muchos no.
    El drama de la guerra civil (dejando aparte el derramamiento de sangre y la represión de libertades) fue que acabó con una etapa maravillosa de la cultura española, que muchos (José-Carlos Mainer, aunque el primero en hacerlo fuera Menéndez Pidal) llamaron "edad de plata", y con razón.
    La auténtica recuperación de la memoria histórica debería pasar por divulgar la enorme riqueza cultural de los años 10 y 20, que el español medio desconoce absolutamente, porque ya se han encargado los políticos de que lo olvidara.

    ResponderEliminar
  2. ¿De verdad que "la auténtica recuperación de la memoria histórica" debería pasar solo por eso? ¿Y los miles de personas asesinadas y enterradas en las cunetas? ¿Con ese asunto no hay que hacer nada, según usted?
    Y por cierto: la caída en el olvido de la cultura de los años 10 y 20 no es achacable en exclusiva a "los políticos". Eso es demasiado fácil. Quien al llegar a casa enciende el televisor para ver "Sálvame" tiene su cuota de culpa también.

    ResponderEliminar
  3. y también que cierta izquierda bautiza a lo suyo como "revolución", con el halo mítico de verdad y filantropía que la misma encierra, mientras que lo de los fachas es "golpe", con el aura maléfica, violenta y antidemocrática que el mismo rezuma. De un lado el Pueblo, del otro, los Ricos; el No-Do, vamos.

    ResponderEliminar
  4. para el primer anónimo :

    ¿Dónde escribe AT que "la auténtica recuperación de la memoria histórica" debería pasar solo por eso?

    ResponderEliminar
  5. Soy el primer anónimo. Mi crítica no iba dirigida a AT, sino a Hombrequemiralaluna. Precisamente a AT le he leído alguna vez que si en algún bando se defendían los valores de la Ilustración era en el bando republicano, aunque no por todos los que lo componían, claro. Estoy de acuerdo con eso. El otro bando defendía valores opuestos, como 3 años de guerra y 36 de dictadura se encargarían de demostrar. Y otra cosa: como ha señalado estos días Paul Preston o Santos Juliá, creo que el primero, otra diferencia es que los crímenes del bando franquista eran alentados y cometidos por sus máximos dirigentes, mientras que en el otro lado se llevaban a cabo por elementos incontrolados. Pero citando a AT en Las armas y las letras, los primeros eran más ladinos y tenían buen cuidado de ocultarlos en lo posible. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. perdone el primer anónimo el lapsus. No me dí cuenta de que la pregunta se dirigía al comenterista anterior

    ResponderEliminar
  7. Manuel Cañedo Gago19 de julio de 2011, 20:23

    A juicio de uno, hubo diversos factores que convergieron hasta desembocar en la Guerra Civil. Durante la II República, el pueblo confió en mejorar sus condiciones de vida, en espera de reformas sustanciales. La oligarquía financiera y terrateniente mostró su rechazo desde el primer momento a cualquier transformación. Esto dio lugar a un proceso revolucionario que el Gobierno fue incapaz de sofocar. Para la oligarquía, pues, se hizo indispensable acabar con la II República, aplastar el movimiento revolucionario e implantar un régimen fascista

    ResponderEliminar
  8. Por alusiones para el primer anónimo,
    si lee usted todo mi último párrafo entenderá que doy por supuesto el derramamiento de sangre y la brutal represión política por parte del régimen franquista. Me interesaba señalar que la represión cultural fue de la mano de la represión política y que de esos barros (la politización cultural) vienen estos lodos (el desconocimiento general de la cultura española previa al 36).
    En cuanto a que los crímenes del bando republicano se llevaran a cabo por elementos incontrolados, respeto su opinión pero no la comparto en absoluto. Los paseos, las checas y los fusilamientos en el bando republicano existieron y fueron perfectamente conocidos (y fomentados) por los mandos jerárquicos. Y, obviamente, los crímenes del bando "nacional" en igual medida. Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  9. Acabo de descubrir el blog y me quedo. Es una suerte haberlo encontrado. Después. Ya me falta poco para acabar Apenas sensitivo.
    Sobre esta entrada, simplemente manifestar mi acuerdo general. Creo que la recuperación de la memoria pasa por acercarse a todos los matices, y algunos debemos aprender más, mucho más. Espero ver, oír y callar.
    Amando Carabias María

    ResponderEliminar
  10. Hoy está perfectamente acreditada la falsedad de la cantinela sobre los "elementos incontrolados" en el lado republicano / frentepopulista. Quienes se empeñan en sostener eso, lo hacen desde la ignorancia en el mejor de los casos, cuando no de mala fe. Prácticamente todos los partidos de izquierdas (incluso los propiamente "republicanos") tuvieron sus chekas. Esto ya no es una cosa "opinable" porque las pruebas existen para quien las quiera conocer. David Fdez.

    ResponderEliminar
  11. Aquí, como en otros sitios, también asoma la absurda idea de la "igualdad" en los crímenes de ambos bandos. Pero el exterminio sistemático de población civil en los lugares conquistados (por ejemplo Badajoz, por ejemplo Aranda de Duero, "Aranda la roja", como dijo un alto cargo franquista al delegado de Cruz Roja internacional); el bombardeo de población civil desarmada, como en Guernica, en Málaga, o sobre las columnas de población que trataban de pasar a Francia en los últimos días de la guerra (Fe Sanz, la primera mujer de Ramón Gaya, murió allí); declaraciones como las de Mola ("Sembrar el terror... eliminando sin escrúpulos ni vacilación a todos los que no piensen como nosotros") o el propio Franco (recuérdese, por ejemplo, la célebre entrevista con Jay Allen: "Franco: "No puede haber ningún acuerdo, ninguna tregua. Salvaré a España del marxismo a cualquier precio". Allen: "¿Significa eso que tendrá que fusilar a media España?". Franco: "He dicho a cualquier precio"). Y eso para no hablar de la represión después de la guerra. Sólo un dato: 140.000 personas fueron ejecutadas o murieron en cautiverio. Y otro dato, y termino: de un lado se calculan unas 50.000 víctimas civiles; del otro, unas 150.000: tres veces más. No, señor, no fueron todos iguales.

    ResponderEliminar
  12. Por alusiones. Señor David Fdez, desde mi "ignorancia o mala fe", ilumíneme un poco: ¿Quién ha acreditado la falsedad de la existencia de los elementos incontrolados en el bando republicano? ¿Tal vez historiadores de la solvencia de Pío Moa? Desde luego, no todo el bando republicano luchaba por salvar la democracia en España, pero los que luchaban por ella no estaban, ciertamente, con "los blancos", por utilizar la expresión de Morla, sino en el bando republicano. Estoy de acuerdo con el señor Marinero: es una obscenidad sostener que ambos bandos fueron iguales, además de dar prueba de una pereza intelectual inquietante, como el actual "todos los políticos son iguales". Los comentarios a esta entrada del blog de señor AT demuestran que en cuanto a la revisión de su pasado, España está más cerca de Rusia que de Alemania: hace poco Putin definió a Stalin como "un líder muy enérgico" (!). Igual que el diccionario biográfico español no menciona la palabra "dictadura" en la entrada de Franco. Esto en Alemania sería impensable. Qué país. Unai Asla.

    ResponderEliminar
  13. Me preguntan quién ha demostrado ser falso que hubiera incontrolados republicanos. Por supuesto, nadie: ¡y cómo no iba a haberlos, si lo primero que se hizo fue darle un arma a todo el que la pidiera! Lo que yo decía es que se ha acreditado que además, y por encima, existió una estructura de terror dirigida por los partidos, sobre todo en los primeros meses de la guerra. Y la aviación republicana, o frentepopulista también bombardeó ciudades, etc. Insisto en que son hechos sabidos y demostrados. Los cálculos del sr. marinero, no sé de dónde los saca pero por lo demás, no se puede soslayar el hecho de que quienes fueron ganando tenían mucho mas territorio donde ejercer la represión que quienes iban perdiendo. No justifico nada ni a nadie, sólo expongo hechos. Seguir con la cantinela de los buenos y los malos, o con lo de "no fueron iguales" son ganas de engañar(se). Por no entrar a hablar de las crueles guerras internas, con ejecuciones sumarias, torturas, etc. dentro del propio bando del Frente Popular. David Fdez

    ResponderEliminar
  14. "David Fdez." pregunta que de dónde saco mis datos; supongo que lo hace porque él no da ninguno, se limita a afirmar generalidades diciendo que "son hechos sabidos y demostrados". "Hechos sabidos y demostrados" son los que yo doy, todos datos contrastados y apoyados por los historiadores de más prestigio. Y menos mal que "no justifica a nada ni a nadie", porque si llega a hacerlo, propondría a Franco para el premio Nobel de la paz. Y eso del premio Nobel me recuerda que quien sí lo tiene es Amnistía Internacional, que afirma por ejemplo que "durante la Guerra Civil y durante el régimen franquista se cometieron graves violaciones y abusos de derechos humanos", en concreto "crímenes como la tortura, ejecuciones extrajudiciales, ataques contra la población civil y otros abusos". Pero claro, dar todos estos datos y no conformarse con la cantilena absurda de que "todos fueron iguales" es tener "ganas de engañarse". Pues siga quien lo desee con sus consignas vacías, que yo seguiré apoyándome en datos fiables y contrastados y, por desgracia para todos, atroces.

    ResponderEliminar
  15. Un historiador solvente como Ramón Salas calculó que la cifra de ejecuciones durante la posguerra estuvo en torno a las 23.000. Un estudio posterior de Ángel David Martín Rubio elevó la cifra a entre 25.000 y 30.000. David Fdez.

    ResponderEliminar
  16. Señor David Fdez: ¿Supongo que para Ud. la solvencia del señor Salas viene dada de que luchara en el bando nacional y luego en la División Azul, verdad? Y sobre el segundo, el señor D. Martín Rubio, canónigo, decir que en el 75º aniversario del 18 de julio publicó en su blog una entrada que empezaba así: "La fecha del 18 de Julio simboliza el Alzamiento Nacional que en 1936 puso fin al estado de anarquía y de vulneración de la ley en que había desembocado la Segunda República". El resto del artículo es del mismo tenor, y todo su blog es una defensa de la ideología fascista. Alguno de sus libros ha sido prologado por Pío Moa... Esos son los "historiadores solventes" en los que usted se apoya para defender su relativismo. ¿De verdad que no justifica usted "nada ni a nadie"? Se le ve a usted mucho el plumero. No nos aburra más. Unai Asla

    ResponderEliminar
  17. No sólo las fuentes de "David Fdez." son discutibilísimas, sino que ni siquiera me lee bien. Su cifra nada tiene que ver con la mía. Repito lo que antes dije: "140.000 personas fueron ejecutadas O MURIERON EN CAUTIVERIO". Cautiverio deliberadamente hecho, de paso, en unas condiciones penosas; responsables, por poner un ejemplo conocido, de que Miguel Hernández no recibiera, durante el suyo, la atención médica que acaso hubiera evitado su muerte. Es interesante la declaración del jefe médico del penal de Segovia, que José Luis Ferris recoge en su biografía del poeta, y donde se deja claro que la falta de atención médica a los presos fue deliberada; si morían, era una manera cómoda de quitárselos de en medio sin tener que matarlos directamente.

    ResponderEliminar
  18. Mucho me temo que lo que explica Unai Asla sobre el canónigo convierte a este en una fuente interesada, sospechosa y, para mí, prescindible. Jaque mate, Sr David Fdez. Longo.

    ResponderEliminar
  19. Para los relativistas del "todos fueron lo mismo", casi siempre con la inconfesada pretensión de legitimar 40 años de dictadura, léase el comentario de Santos Juliá en El País de hoy (23 de julio), a propósito del libro de Paul Preston, "El holocausto español", confirmando el dato dado por "Marinero" en su comentario del día 20: "Los datos de las dos violencias quedan establecidos, por lo demás, en los términos ya documentados gracias a las investigaciones sobre la represión iniciadas hace 30 años, nunca ausentes de nuestras librerías y abrumadoramente presentes desde 1999: 50.000 víctimas de la violencia en territorios de la República; 150.000 en territorio controlado por los rebeldes. Como lo dice Preston: un asesinado por los republicanos por cada tres asesinados por los rebeldes, con la particularidad de que quizá hasta uno de estos tres fue ejecutado por cumplimiento de sentencia de consejos de guerra celebrados tras el fin de la guerra misma".
    Para ser todos iguales, unos pusieron mucho más empeño en matar. Empeñarse en sostener otra cosa sí que es el "No Do".

    ResponderEliminar