24 de septiembre de 2011

Las glorias del mundo (las tres A)

Nuestro amigo Antonio Moreno, que tanto tiene él de Antonio Azorín,  ponía hace unos minutos en nuestro correo esta carta y la fotografía de unos azulejos: "Querido Andrés: He estado mirando fotografías y he encontrado este poema. ¿Lo conocías? Está en su casa del Collado. Un abrazo A.". He querido contarlo a los amigos, con la voz apagada de la medianoche, sin esperar a la aurora. Ahora recuerdo que alguien nos lo dio a conocer hace tiempo, quizá tú mismo, A. Pero es claro que no lo teníamos presente (como a veces se nos olvida la cuartilla mecanografiada por Azorín en la misma máquina de escribir en la que le bailan las letras, sin acentos, y con aquellas respuestas memorables a Miguel Pérez Ferrero que ahí al lado está en la carpeta de la alianza), y por ello te estamos doblemente agradecidos. Otro abrazo. A.

1 comentario:

  1. gracias por hablarnos como a amigos y más si es para acercarnos algo del pequeño gran Azorín; si se pudiesen hacer peticiones (como en los discos dedicados) sería bonito que asomase alguna vez aquella entrevista porque sé que era hermosa y solo recuerdo lo del perro abandonado.

    ResponderEliminar